No se si algún día viniste a vernos, no se si la natación te gusta pequeña princesa.

Nosotros nos llamamos espartanos, porque conocemos el dolor, conocemos el sufrimiento y las lágrimas, como tu.

Te has ido luchando, como los verdaderos espartanos. Alcalá hoy se encuentra vacía, muy vacía sin ti.

Tienes un sitio especial en el cielo de las guerreras, un trono de honor donde podrás vernos luchar, como tu tanto has hecho a pesar de lo pequeña que eras.

Tu has luchado por seguir adelante, tus padres se han dejado las fuerzas luchando por ti, un abrazo muy fuerte para ellos también, no podemos imaginar como se sienten.

Tu quizá no has luchado por una marca mínima, no has luchado por un puesto en el podium, pero has tenido el valor que no sabemos si nosotros tendríamos, el de luchar por vivir.

Siempre hemos dicho que en las competiciones, en las piscinas pasamos mucha calor. Desde hoy, cuenta con nosotros para que el vapor de ese agua haga nubes de algodón, nubes de colores para que, desde el cielo, te sientes a ver a los espartanos del CNA luchar como tu nos has enseñado.

 

Solo una cosa Valeria, tu, a tus pocos años, tienes mas medallas, mas trofeos que todo el CNA en sus 40 años de historia, porque tu si que eres una campeona, tu si que eres una espartana.

 

Descansa pequeña, que te lo has ganado. Y dile a tus padres que no están solos, somos muchos en este humilde club los que les llevaremos, a ellos y sobre todo a ti en nuestros corazones.

Descansa en paz, pequeña guerrera.

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *

9 + 19 =

Este sitio usa Akismet para reducir el spam. Aprende cómo se procesan los datos de tus comentarios.