Hay veces que, el que escribe esto, no sabe que escribir.

Escribir sobre este campeonato no es fácil. No lo es porque se viene a la mente muchos nombres de nadadores que deberían de aparecer en esta noticia pero por culpa de esos largos tentáculos de la pandemia se quedaron en Alcalá.

Ha sido difícil ver como en la estación de Santa Justa solo estaba Álvaro junto a solo tres nadadores.

Me recuerda a una canción de Amaral, Cómo hablar.

…y si no encuentro la palabra exacta….

Han sido días raros, pero el equipo no se ha roto. Tras el streaming y los mensajes de whatsapp los espartanos eran solo unos.

El primer día no tuvimos nadadores. Eran las pruebas de fondo y los fondistas se quedaron en casa, no les dieron la oportunidad.

El segundo día de competición los tres espartanos lo dieron todo, y Álvaro se dejó la garganta y el corazón en el aire de Tarragona.

Por la mañana Pablo Recio se metió en final en el 200 braza, Samuel no, 40 centésimas, menos de lo que se tarda en pestañear, la sensibilidad de la placa, las leyes de la electrónica dejó a Samuel en la undécima posición. Lo luchó como un guerrero, lo dió todo, pero no pudo ser. Lo bueno de Samuel es que nunca perdió la sonrisa. Pablo Silva logró entrar en la final del 100 mariposa. 

La tarde tuvo pizcas de los colores de la mañana. Pablo Recio peleó y quedo quinto en 200 braza con 2:46.74 . Pablo Silva se le apareció el mismo fantasma que a Samuel por la mañana. 62 centésimas lo dejaron cuarto con 1:05.53

La tercera jornada fue solo para Pablo Silva. Consiguió entrar en la final de 100 libres quedando 5º con 59.16 mientras sus compañeros y su entrenador se desgañitaban animando.

La cuarta y última era de «los Pablos». Las mañanas fueron provechosas y entraron en finales.

A pesar de bajar 2 segundos su marca, Pablo Recio quedó 7º en 100 braza con 1:16.41 lo cual demuestra al nivel que han competido los espartanos.

El cierre lo hizo Pablo Silva, ya que no pudimos inscribir equipo de relevos. Peleó hasta el punto de bajar casi 3 segundos su marca de la mañana, lo que le supuso entrar en el triplete andaluz que subió al podium de la prueba. Una medalla de bronce para los 2:26.89 que reflejó el crono.

 

Y con esto se pone fin a la temporada 20/21 para los alevines. Otra temporada atípica como ella sola, pero que han sabido tirar para adelante a pesar de los palos en la rueda que les ha puesto la vida.

 

 

Y con esta foto se acaba la canción. Esa que decía Cómo hablar. Sobre todo cuando la miras y echas en falta tanta gente que estaba ahí pero que no ha podido salir en ella.

Pero antes de terminarla, los  RESULTADOS COMPLETOS

FELICIDADES ESPARTANOS por la temporada que habéis hecho, sesión a sesión de la FAN, campeonato a campeonato, entreno a entreno.

Y como no, GRACIAS ALVARO, muchos dirán que es tu trabajo, pero para ti es mas que eso, es tu pasión y tu orgullo, y te puedes sentir orgulloso de este equipo que tienes y que has conseguido formar.

Deja una respuesta

Tu dirección de correo electrónico no será publicada.

quince − siete =

Este sitio usa Akismet para reducir el spam. Aprende cómo se procesan los datos de tus comentarios.