Viernes 1 de octubre. La cita, como siempre, en la puerta de Distrito Sur. La diferencia, esta vez las mochilas iban cargadas de cosas diferentes. Antes de las cuatro estaba ya el bus que nos llevaba a nuestro destino, LAS CASAS DEL RIO MURTIGA  , en el corazón de la Sierra de Aracena y Picos de Aroche. Donde el Río Múrtigas deja de estar ya encajado y se va remansando para formar las huertas de melocotones, cerca ya de La Nava,

Mochilas cargadas de nervios y de ilusión sobre todo para los mas pequeños, bien porque empiezan su fase de prebenjamín o bien porque la pandemia no se los permitió el año pasado.

La apertura de las puertas del autobús conllevan prisas por coger el asiento preferido, con tu amigo, con tu compañero de fatigas. Ahí ya empiezan a hacerse planes, aunque ya iba todo preparado:

Juegos colectivos grupo Benjamines. Ruta a la ermita anocheciendo, comida picnic e interpretación de las estrellas, ruta de senderismo bosque encantado-puente medieval, Gimkana, entrenamientos colectivos…

Ha sido un finde espectacular, salvo el fin de fiesta, la barbacoa familiar de convivencia que se ha visto pasada por agua y no se ha podido hacer. Y es que, qué iba a ser de un equipo de natación sin agua?

Hemos de dar las a nuestro querido  GRACIAS Mario Cortés y a su familia por habernos mimado un año mas. Por haber cuidado de nuestro tesoro mas preciado y por hacerlos sentir diferentes, sacarlos de la rutina y hacer que esta noche, cuando caigan rendidos, sueñen con volver el año que viene.

Gracias a Alvaro López por comandar una vez mas al equipo y a sus ayudantes por haberlo hecho todo posible.

 

Si pincháis en la foto, podéis ver la galería

Deja una respuesta

Tu dirección de correo electrónico no será publicada.

diez + nueve =

Este sitio usa Akismet para reducir el spam. Aprende cómo se procesan los datos de tus comentarios.